TRANSLATOR

CLICK THE BUTTON BELOW THAT SAYS "Seleccionar idioma" TO SELECT THE LENGUGE

ENCAJAR EL TEXTO

¡ Pulsa Control y la rueda del ratón para encajar el tamaño del texto en tu monitor!

Select language

etiquets

etiquets
> Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

jueves, 12 de marzo de 2015

CONTROL CLIMÁTICO EN CULTIVOS INTENSIVOS BAJO PLÁSTICO. TERCERA PARTE.

         Terminamos el bloque de artículos dedicados a control climático en cultivos intensivos bajo plástico, y seguimos diversos modos de controlar las altas temperaturas en un invernadero.

4.3. REFRIGERACIÓN POR EVAPORACIÓN DE AGUA
      
                     4.3.1. Nebulización fina (Fog System).

          
Fog System
Consiste en distribuir en el aire, un gran número de partículas de agua líquida de tamaño próximo a 10 micras. Debido al escaso tamaño de las partículas, su velocidad de caída es muy pequeña, por lo que permanecen suspendidas en el aire del invernadero el tiempo suficiente para evaporarse sin llegar a mojar a los cultivos.

Es un sistema que permite la aplicación de bajos caudales de agua a una altísima presión (50-80 kg/cm2 bar) con unos tamaños de gota lo suficientemente pequeños para favorecer su evaporación en el aire generando vapor “seco”. Al ser un sistema que trabaja a tan altas presiones, toda la instalación es de estructura metálica.

          Para ello es preciso emplear un sistema de nebulización formado por un conjunto boquillas nebulizadoras, conectadas a tuberías que cuelgan de la techumbre del invernadero. La instalación se completa con bombas, motores, inyectores, filtros y equipos de control (termostatos, etc.) que permiten la automatización del sistema.

           Normalmente los difusores o boquillas tienen un caudal de 4-5l/h y se colocan cada 20-25
La instalación de un Sistema de alta presión es de materiales metálicos,
debido a las presiones con las que se trabaja
metros cuadrados. El control del sistema se hace a través de una electroválvula accionada por un homeostato. Con este sistema pueden conseguirse descensos térmicos en el interior del invernadero de hasta 5-10 ºC. Se emplea mucho en la producción de ciertas plantas ornamentales como rosas, crisantemos, orquídeas, etc.



           Es importante disponer de un sistema de filtros para evitar que las aguas ricas en bicarbonatos y otras sales provoquen daños en los sistemas de fog, como la obturación de las boquillas. 

           Como emisores de fog system pueden utilizarse boquillas de alta presión (60 kg/cm2, 5 l/h y gotas con un diámetro inferior a 20 micras). 
        
              En la nebulización de alta presión, debido a las elevadas presiones provocadas y al pequeño tamaño del orificio del nebulizador, se crea una gota con un diámetro muy reducido. Este tamaño reducido, hace que la gota pese poco, y es por ello que se mantiene más tiempo flotando en la atmósfera del invernadero.

              Esta técnica es muy buena, aunque hay que sopesar su alto coste económico y el empleo de aguas de muy buena calidad, ya que de otra forma se obstruirían los nebulizadores sobre todo por cal.
          
           4.3.2. Nebulización fina (Fogger).



              Es más utilizada que la anterior, debido principalmente a que es mucho más barata.

Fogger con dos boquillas
Es un sistema que permite la aplicación de bajos caudales de agua a una presión mucho más baja que la anterior (1-4 kg/cm2) con unos tamaños de gota lo suficientemente pequeños para favorecer su evaporación en el aire. Una distribución adecuada en número, así como la posición y la orientación de cada una de las boquillas permite obtener los mejores resultados.

En la nebulización de baja presión, se provoca un tamaño de gota mucho mayor que en el caso de la nebulización de alta presión. Debido al tamaño superior de la gota, esta pesa más y se precipita rápidamente sobre el cultivo. Esto hace que se descienda mucha menos temperatura que con el otro tipo de nebulización, aunque tenemos la ventaja también de poder emplear aguas de peor calidad.

            Nuestro objetivo es que se evapore la máxima cantidad de agua, para hacer el máximo descenso de temperatura posible. Por eso debemos colocar los nebulizadores a cierta altura en el invernadero, siempre y cuando el agua no choque con el techo de éste, y de forma lateral para que la gota de agua pueda tener el máximo de recorrido posible y pueda evaporarse antes de llegar al cultivo.

            Los nebulizadores están colocados debajo de las ventanas cenitales, y en este sentido hay que tener en cuenta que las ventanas de barlovento (ventanas en la dirección del viento) deben de estar más cerradas que las de sotavento (ventanas en la dirección opuesta al viento) para realizar un buen control de las altas temperaturas.

           Los nebulizadores constan de una base microaspersora, que recibe este
Los componentes de un fogger se parecen mucho
a los de una boquilla microaspersora
nombre debido a que es la misma que se utiliza en los sistemas de microaspersión, una válvula antigoteo que realiza su apertura entre 3 y 7 kilos de presión, y una boquilla nebulizadora, comúnmente conocida como fóguer, que es la que realiza la nebulización propiamente dicha.

             El sistema de nebulización se controla mediante un programador que está operativo durante todo el día, realizando nebulizaciones de unos pocos segundos de duración, en intervalos constantes.

  Se suelen coloca en muchos invernaderos dos boquillas a la vez, cada una en sentido contrario, y siempre tienen una cierta inclinación hacia arriba, para favorecer la evaporación del agua, antes de que llegue a la planta, ya que de esta forma el recorrido del agua hasta llegar al suelo es mucho mayor.



            Pero el control de la humedad en el invernadero está muy ligado con la ventilación que se realice en este.

Hygrofan
Existen ventiladores con nebulizadores incorporados, que reciben el nombre comercial de “Hygrofan rotator”, y que se suelen colocar a cierta altura del cultivo. Al ejercerse una alta propulsión de aire a la vez que se nebuliza, la gota de agua se evapora rápidamente.

Nuestro objetivo será conjugar ventilación del invernadero y nebulización, para provocar el máximo de evaporación de agua, con el consecuente descenso de temperatura.


                     4.3.3. Pantalla evaporadora (Hidrocooling o Cooling System).


       
Panel de materiales porosos de un cooling
    Se trata de una pantalla de material poroso, que se satura de agua por medio de un equipo de riego. La pantalla se sitúa a lo largo de todo el lateral o un frontal del invernadero. En el extremo opuesto se instalan ventiladores eléctricos. El aire pasa a través de la pantalla porosa, absorbe humedad y baja su temperatura. Posteriormente es expulsado por los ventiladores.  



           El rendimiento de un buen equipo se acerca al 85%. La pantalla suele estar confeccionada con fibras (virutas de madera) o con materiales celulósicos en láminas coarrugadas y pegadas con aditivos. Destacan las pantallas celulósicas porque:
Ventiladores extratores frente al panel.

-Admiten agua de muy mala calidad, gracias a que no necesitan de estructuras auxiliares de sujeción que puedan deteriorarse por las sales.  
-Con el tiempo la fibra tiende a compactarse dentro de su soporte, dejando huecos por los que entra el aire sin humectarse adecuadamente.
-Tienen mayor superficie de contacto, y por tanto, se puede reducir el área de pantalla a instalar.

              Es importante que el invernadero sea muy hermético, de manera que todo el aire forzado por los ventiladores penetre únicamente a través de la pantalla. De existir otras aperturas, el aire entrará por ellas sin recibir aporte de humedad, y el cooling será ineficaz.

              Con el cooling system la temperatura en el interior del invernadero puede reducirse en unos 10º C, aunque lo normal es que ese descenso sea de 4-6º C. Si la humedad relativa del exterior es elevada este sistema no funciona convenientemente.


   5.- ILUMINACIÓN ARTIFICIAL EN INVERNADEROS

En ciertas ocasiones es preciso aplicar iluminación artificial o simplemente regular la iluminación natural en el interior del invernadero. Esto puede hacerse con el fin de:

-Aumentar la asimilación neta, forzando una mayor tasa de fotosíntesis, durante los meses
Lámparas de fotoasimilación en un cultivo intensivo
invernales. La iluminación otoño-invernal supletoria ayuda a incrementar los rendimientos productivos en la mayor parte de las especies hortícolas y en numerosas ornamentales (claveles, Anthurium, gerbera, orquídeas, etc.).

-Aumentar la duración del día, en plantas de día largo que no florecerían de otra manera, durante el otoño-invierno. Destaca su empleo en plantas ornamentales como Anthirrinum, Dahlia, Calceolaria, Gegonia tuberosa, etc.

-Romper la continuidad del periodo oscuro en plantas ornamentales de día corto (crisantemo, Poinsetia, Kalanchoe, etc.) con la finalidad de favorecer el crecimiento vegetativo en una época en que se vería favorecida la floración sin que las plantas tuvieran el adecuado tamaño, o bien para provocar la floración en plantas de día largo en épocas de poca iluminación.

-Disminuir la intensidad luminosa en siembras estivales de hortalizas como el apio, la cebolla, cubriendo los semilleros con mallas, cañizos, etc.

-Disminuir la duración del período iluminado, con el fin de que plantas de días cortos puedan florecer en épocas en que la duración del día es demasiado elevada.

6.- SISTEMAS DE FERTILIZACIÓN CARBÓNICA EN INVERNADEROS


     
Fertilización carbónica por mangas de plástico
      Ya al principio de estos artículos se comentó detalladamente la importancia del CO2 en los cultivos en invernadero, así como algunos fundamentos de su manejo durante las diferentes etapas del cultivo, a continuación se van a describir los sistemas de aportación de CO2 más conocidos.



              Uno de los más conocidos es el sistema por combustión, de distintas sustancias, como alcohol, parafina, propano, petróleo, etc. En este caso la formulación de CO2 va acompañada del desprendimiento de calor, con lo que se puede, además, elevar la temperatura del invernadero. El mayor inconveniente de este sistema, es la emanación, junto al CO2, de sustancias sulfurosas, que pueden ser fitotóxicas para las plantas.

     
           Otro sistema, también muy empleado es la aportación directa de gas puro en bombonas de CO2, haciendo expandir el anhídrido carbónico líquido y regulando el caudal, a través de una válvula y el correspondiente medidor gaseoso. La distribución puede realizarse a través de tuberías de plástico perforadas. Por último, la aportación directa de CO2 puede realizarse a través de nieve carbónica cuyos bloques, se distribuyen a lo largo del invernadero, y poco a poco se va sublimando. 

      7-. SISTEMAS INTEGRALES DE CONTROL CLIMÁTICO

       En la actualidad son numerosos los sistemas de automatización que existen el mercado para controlar los parámetros climáticos de los invernaderos. Estos sistemas se basan en el empleo de un ordenador central al que se conectan un conjunto de sensores, que recogen las variaciones de los distintos parámetros respecto a unos valores programados inicialmente. Se trata de una pequeña estación meteorológica que registra valores de temperatura exterior e interior, humedad relativa, velocidad del viento, la iluminación, etc.

        Estos sistemas a su vez pueden estar conectados a los sistemas de fertirriego y de regulación climática. Los sensores o automatismos se distribuyen en diferentes sectores, pudiendo funcionar cada uno de forma autónoma. En el controlador central se recoge la información captada por los sensores, se coordinan las actuaciones, y se envían las órdenes a los distintos sectores. 

           8.- CONTROL DE BAJAS TEMPERARATURAS.

       El control de las bajas temperaturas, es un aspecto que cada vez se le está dando más importancia en los cultivos de invernadero, ya que se ha comprobado que eleva la calidad y la cantidad de producción en épocas del año donde el fruto obtiene mayores precios.

      No nos podemos olvidar por otra parte, que el objetivo del cultivo de plantas en un invernadero es adelantar las producciones, y esto se consigue de mejor forma en las épocas frías, aumentando la temperatura del invernadero.

   Por otro lado, debido a las bajas temperaturas y las altas humedades, aparecen gran cantidad de enfermedades que podríamos evitar haciendo un buen control del clima del invernadero.

     Siempre que hablamos de elevar la temperatura del invernadero, el primer pensamiento que aparece en el productor, son los altos costes de cualquier instalación de este tipo.

    El manejo de la temperatura de calefacción debe ser cuidadoso, ya que debido a los altos costes de combustible, “el óptimo biológico de las plantas no coincide con el óptimo económico del agricultor”. Lo importante es que la planta tenga esta temperatura óptima cuando amanece, así cuando reciba el primer rayo de sol, empezará a hacer su actividad fotosintética. Se utilizará la calefacción durante la noche, pero se emplearán las temperaturas más elevadas, a altas horas de la madrugada y primeras horas del día.

     Hay que tener en cuenta también, que las subidas y bajadas de temperatura de calefacción, nunca deben ser mayores de dos grados centígrados por hora, ya que a mayores intervalos se pueden provocar problemas en la planta.

Actualmente, en la agricultura se emplean dos tipos de calefacción:

1.- Por aire
2.-  y por agua.


  9.- CLIMATIZACIÓN DE INVERNADEROS DURANTE PERÍODOS FRÍOS.

         Existen distintos sistemas para calentar y mantener la temperatura, en el interior de un invernadero, como son:

-Empleo adecuado de los materiales de cubierta.
-Hermetismo del invernadero, evitando pérdidas de calor.
-Empleo de pantallas térmicas, cuyo uso permite mantener entre 2 y 4º C más en el interior del invernadero, con el consiguiente ahorro de energía. Dichas pantallas están justificadas en el caso de utilización de sistemas de calefacción.
-Condensación que evita la pérdida de radiación de longitud de onda larga, aunque tiene el inconveniente del goteo sobre la planta.
-Capas dobles de polietileno de 150 galgas o de polipropileno, que se pueden emplear como pantalla térmica, para evitar condensaciones sobre cubierta, con el inconveniente de pérdida de luminosidad en el interior. Se emplea mucho en invernaderos sin calefacción.
-Invernaderos más voluminosos que permiten mayor captación de la luz y al mismo tiempo mayor pérdida de calor por conducción. La mayor inercia térmica de volúmenes grandes, permite un mejor control del clima.
- La propia masa foliar de las plantas, ya que almacenan radiación.
         


        10.- SISTEMAS DE CALEFACCIÓN

      El calor cedido por la calefacción puede ser aportado al invernadero básicamente por convección o por conducción. Por convección al calentar el aire del invernadero y por conducción se localiza la distribución del calor a nivel del cultivo.

          Los diferentes sistemas de calefacción aérea o de convección más utilizados se pueden clasificar en:


      -Tuberías aéreas de agua caliente.
      -Aerotermos.
      -Generadores de aire caliente.
-Generadores y distribución del aire en mangas de polietileno.

      Los sistemas de distribución de calor por conducción se basan en tuberías de agua caliente, las diferencias entre ellos se encuentran en la temperatura del agua y su localización:

     -Suelo a nivel de cultivo.
     -Tuberías enterradas.
      -Banquetas.

                     10.1.- Calefacción por agua caliente.

           Es el sistema de calefacción aérea más tradicional y se basa en la circulación de agua caliente o vapor procedente de un foco calorífico (caldera, bomba de calor, etc.) por una red de tuberías. En la caldera el agua se calienta a 80-90º C y las tuberías se colocan a unos 10 cm sobre el suelo, que pueden ser fijas o móviles. Los sistemas antiguos tenían las tuberías colgadas del techo lo que incrementaba los costos energéticos.

         La distribución del calor dentro del invernadero, por el sistema de calefacción central por agua caliente se puede hacer de dos formas diferentes:

           -Por termofusión, con tubos de diámetro grande, con una ligera pendiente unidescendiente.
          -Por impulsión de bombas o aceleradores con tubería de diámetro menor y una temperatura en el agua de retorno más elevada que en el caso anterior.

Las características del sistema de calefacción del suelo por agua caliente que más destacan, son:

-Al estar el calor aplicado en la base, la temperatura del aire del invernadero es mucho más uniforme en comparación con la calefacción tradicional por tubo caliente colgado del techo.
-Para calentar el suelo se puede utilizar agua entre 30 y 40º C y por tanto es una forma de aplicación de energías alternativas como la geotérmica, calor residual industrial y solar a baja temperatura.
-Los costos de bombeo de agua son mayores. Debido a que la caída de temperatura del agua de calefacción en el invernadero es menor en los sistemas a baja temperatura, se precisa bombear mayor cantidad de agua para ceder la misma cantidad de calor.
-Se pueden usar materiales económicos como el polietileno en lugar de tuberías más caras de acero o aluminio.
-En general, los sistemas de calefacción de suelo representan un ahorro de energía.
-Sus costos de instalación son elevados.

       
Las tuberías de agua caliente se colocan por debajo de las mesas
en los semilleros hortícolas
Este sistema se basa en la distribución de agua caliente mediante una serie de tuberías, a lo largo de todo el invernadero y se suele utilizar mucho en los semilleros, debajo de las mesas donde están las bandejas con las plántulas y en viveros en túneles de plástico o mesas de propagación que incluso llevan unos huecos para poder colocar estas tuberías, ya que calentamos la parte basal de la planta, favoreciendo la emisión de raíces por parte del esqueje.

       El planteamiento en este tipo de instalaciones es contrario a la calefacción
Mesa de multiplicación de plantas de un vivero, con huecos
para poner tuberías de agua caliente
por aire, ya que se caracteriza por tener una alta inercia térmica, es decir, calienta lentamente cuando se pone en funcionamiento y baja la temperatura también lentamente cuando se desactiva.

      Normalmente se suelen emplear tuberías de plástico, sobre todo por el precio, que llevan una serie de arrugas para aumentar la superficie de irradiación de calor y que se denominan tuberías coarrugadas, las cuales están formadas por una serie de bucles o parejas, que se pueden elevar según vaya creciendo el cultivo.

      Cada bucle está formado por una misma tubería que se curva en un
Detalle de un bucle en una instalación de agua
caliente por tuberías metálicas
extremo, por lo que en las líneas de plantación observaremos parejas de estas tuberías, donde una es la que lleva el agua caliente procedente de la caldera, y otra llevará nuevamente de retorno el agua a la caldera, para volver a calentarse.


El efecto que producen las tuberías coarrugadas de agua caliente, es ir irradiando calor. El calor del agua se va trasmitiendo al ambiente y estas tuberías se van enfriando. Por eso el sistema se basa en una recirculación adecuada de agua por tubos, donde tienen una salida con temperatura alta y una vuelta fría, para reiniciar el proceso en la caldera.

        La calefacción por agua cada vez se está utilizando más y resultCaa ideal apoyarla con una calefacción por aire, ya que de esta forma podemos aumentar rápidamente la temperatura del invernadero, con la calefacción por aire, y luego mantener esa temperatura durante mucho tiempo, con la calefacción por agua.

        Este tipo de calefacción por agua, se está utilizando mucho en los semilleros ya que distribuye el calor donde hace más efecto..., en la raíz... Se utiliza mucho con lana de roca, junto con diferentes medidores de temperatura a nivel de la raíz, ya que es un sustrato muy frío, y se mantiene a unos 18 grados centígrados.



COMPONENTES EN UNA INSTALACIÓN DE CALEFACCIÓN POR AGUA.

La instalación de una calefacción de agua, debe constar de las siguientes partes para que su control sea correcto:

          1.- Tuberías. El agua procedente de la caldera se transporta a través del invernadero mediante tuberías. Estas se dividen en dos tipos:

         -Tuberías de materiales plásticos.

       
Las tuberías de plástico se van elevando a medida que crece la planta
Hay varios tipos de plásticos que se usan en las tuberías, pero por lo general, se caracterizan por no poder aguantar altas temperaturas en su interior, por lo que el agua tendrá limitada la temperatura en la tubería. A parte de ello, los materiales plásticos irradian menos calor que los materiales metálicos. Para solucionar todos estos problemas se colocan estas tuberías de plástico en formas curvadas, para aumentar la superficie de irradiación de calor, y en forma vertical muy próximas a las plantas.
  
       - Tuberías de materiales metálicos

        Se caracterizan por no tener limitada la temperatura del agua que puede
Tuberías metálicas a cierta altura del suelo
circular en su interior. A parte de ello, irradian el calor de mejor forma que las tuberías de plástico. Este tipo de tuberías se suelen colocar unos centímetros por encima del suelo (para calentar el ambiente del invernadero y no el suelo de este) y a modo de raíles a los cuales se les pueden acoplar diversos carros, que facilitan las diferentes operaciones del cultivo, como recolección, tratamientos, etc.
     
         2.- Bomba de recirculación.
Es la bomba encargada de impulsar el agua a través del circuito de tuberías.

        3.- Bomba de anticondensación.
Está situada en el interior de la caldera, y su función es la de mover el agua, y con ello homogeneizarla.

       4.-Caldera.

Caldera en una instalación de agua caliente
            Es el recipiente en el cual calentamos el agua. Debe conseguir elevar la temperatura del agua como mínimo, a unos ochenta grados centígrados. En vez de una caldera, se pueden utilizar balsas en las que calentamos el agua.


5.-Quemador.

            Es el dispositivo que genera el calor para calentar el agua de la caldera o de la balsa.

            6.-Válvulas.

        Son unos dispositivos que hacen posible mezclar el agua de retorno, la que vuelve del circuito del invernadero, con el agua del invernadero. Con ellas podremos conseguir la temperatura que deseemos en las tuberías.
  
        7.- Motores de las válvulas. Deben de realizar los cierres y aperturas de las válvulas lo más lentamente posible, para que así la mezcla del agua de retorno y la de la caldera sea lo más homogénea posible.

      La parte más importante en una instalación de calefacción por agua, es lo que se conoce como válvula de tres vías, en la cual se mezcla el agua
Válvula de tres vías
procedente de la caldera, el agua de retorno y el agua que finalmente que aplicamos a la red de tuberías del invernadero (de ahí su nombre). Con esta válvula controlamos la temperatura del agua que mandamos al invernadero.

 
                 













        10.2.- Calefacción por aire caliente.

      En este caso se emplea aire para elevar la temperatura de los invernaderos. La calefacción por aire caliente, consiste en hacer pasar aire a través de focos caloríficos y luego impulsarlo dentro de la atmósfera del invernadero. Existen dos sistemas:

         1.- Generadores de combustión directa. Un ventilador lanza una corriente de aire al interior de la cámara de combustión del generador, con lo que en su salida el aire ya caliente arrastra consigo gases de la combustión, que pueden crear problemas de fitotoxicidad debido a sus componentes azufrados.

Generador de combustión directa
Los generadores de aire caliente por combustión directa, no realizan esta separación entre el aire caliente y los gases de combustión, y utilizan combustibles tipo gas natural o propano, cuyo contenido de azufre es muy bajo.

                El mecanismo de funcionamiento de los generadores de aire caliente por combustión directa, es más sencillo que en el caso de los de combustión indirecta. Un ventilador extrae el aire, que se mezcla con un gas inflamable. Mediante un electrodo producimos una llama, que calienta el interior del invernadero.

                Estos tipos de generadores de aire caliente, suelen llevar una serie de rejillas metálicas en la parte en la que se produce la combustión. Los productos que se derivan de la combustión, son esencialmente vapor de agua y dióxido de carbono, siendo este tipo de calefacción un enriquecimiento de co2 extra, para las plantas. Los generadores de aire caliente, sean del tipo que sean, se suelen colocar a cierta altura.

            2.- Generadores con intercambiador de calor o de combustión indirecta

        La corriente de aire no pasa directamente a través de la cámara de combustión, sino que se
Generadores de combustión indirecta
calienta atravesando una cámara de intercambio. Por otra parte, la cámara de combustión elimina los gases que se producen en ella a través de una chimenea. 

Están formados por tres unidades:

-Una cámara de combustión alimentada por algún combustible,
- Un cambiador de calor con una red de finos tubos metálicos,
- Y un ventilador para impulsar el aire caliente al invernadero entre los tubos del cambiador.

      El cambiador de calor lo que hace es separar el aire caliente de los gases de combustión. Los derivados de azufre son fitotóxicos y no pueden inyectarse directamente en el invernadero, por lo que deben extraerse y sacar al exterior del invernadero.

        Los generadores de aire caliente pueden instalarse dentro o fuera del invernadero. Si están fuera el aire caliente se lleva hasta intercambiadores que están establecidos dentro del invernadero. Cuando los generadores están colocados dentro del invernadero, los ventiladores aspiran el aire del invernadero por una parte del aparato, donde se calienta y es expulsado directamente a la atmósfera del invernadero mediante unas chimeneas. También puede distribuirse por medio de tubos de plástico perforado, que recorren en todas las direcciones el invernadero.

          En el caso de que el generador de calor esté en el exterior, el aire del invernadero retorna al generador con la ayuda de unos conductos termoaislantes, donde se calienta y es impulsado de nuevo por medio de otros conductos.
         
          Normalmente el combustible empleado es gasoil o propano, y los equipos están dotados de un sistema eléctrico de encendido con accionamiento a través de un termostato.

        Los sistemas de calefacción por aire caliente tienen la ventaja de su menor inversión económica y mayor versatilidad al poder usarse como sistema de ventilación, con el consiguiente beneficio para el control de enfermedades.

          Como inconvenientes pueden citarse los siguientes:

-Proporcionan una deficiente distribución del calor, creando a veces turbulencias internas que ocasionan pérdidas caloríficas (menor inercia térmica y uniformidad).
-Su costo de funcionamiento es elevado y si se averían, la temperatura desciende rápidamente.

           La calefacción por aire se caracteriza por tener una baja inercia térmica, es decir, calienta muy rápido cuando se pone en funcionamiento, y baja la temperatura muy rápidamente cuando se desactiva.
  
             La distribución del calor generado por una calefacción de aire caliente, suele ser menos homogénea que el generado por una calefacción de agua, por ello es conveniente canalizar el aire caliente que generan los quemadores, mediante tuberías flexibles de plástico perforado; con ello la distribución del calor es más homogénea en todo el invernadero.

                 Estas tuberías de plástico, se pueden colocar a nivel del suelo o a cierta altura.

           Debemos colocar también diversos sensores en el interior del invernadero, que nos revelen diversos parámetros medioambientales de este, ya que debemos tener especial cuidado con los niveles de dióxido de carbono que se generan tras la combustión, y que podrían perjudicar a las plantas así como a las personas que se encuentren en el invernadero.

                Normalmente este tipo de instalaciones suelen disponer de una estación meteorológica exterior, para toma de diversos datos medioambientales.
Estación meteorológica

Un quemador en mal estado, o una combustión incorrecta debido a la falta de oxígeno, puede resultar muy peligroso, tanto para el cultivo como para las personas que estén en el invernadero. Por ello a veces es conveniente, abrir las ventanas para renovar y limpiar el aire del invernadero.



           12.- OTROS MÉTODOS. 

      Existen otros métodos de aporte de calor a las plantas, mediante resistencias eléctricas, que sirven para el enraizamiento de esquejes. Este método se utiliza en algunos viveros, junto con tunelillos de plástico para la multiplicación de plantas.

           A continuación vemos un vídeo donde se hace ya un resumen de lo que sería con “control integral en un cultivo bajo plástico”. 
votar    VOTAR EN BITÁCORAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario