TRANSLATOR

CLICK THE BUTTON BELOW THAT SAYS "Seleccionar idioma" TO SELECT THE LENGUGE

ENCAJAR EL TEXTO

¡ Pulsa Control y la rueda del ratón para encajar el tamaño del texto en tu monitor!

Select language

etiquets

etiquets
> Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

sábado, 29 de agosto de 2015

VIRUS EN CULTIVOS HORTÍCOLAS INTENSIVOS-SEGUNDA PARTE

   1.- MÉTODOS DE LUCHA CONTRA LAS VIROSIS.
 
Los métodos de lucha que se producen contra los virus,  se basan fundamentalmente en el control de los vectores de Bemisia y Trips, y van encaminados a prácticas preventivas y culturales que prevengan o limiten la acción del vector que serían:

   Colocación de doble malla en las bandas y cumbreras
de los invernaderos,  que limiten o impidan la entrada de insectos,  y colocación de doble puerta  en la entrada de los mismos, que estén diseñadas de tal forma que,  nunca se produzca una entrada de aire en cantidades masivas al interior del invernadero,  a través de la entrada al mismo.



Ø            Utilización de trampas cromóticas amarillas y azules, que anulen las poblaciones de insectos,  y nos den en cada momento información sobre la cantidad de insectos que hay en el invernadero.

Ø            Vigilancia y control de la mosca blanca y trips, en estados tempranos del cultivo en semilleros con una serie de tratamientos preventivos y curativos,  para evitar la
reproducción de estos insectos en la explotación.

Ø                          Extremar las medidas de limpieza de restos vegetales y malas hierbas en el invernadero y alrededores,  de forma que no sean un reservorio constante de plagas y enfermedades.

Ø             Utilización de variedades resistentes o tolerantes en cultivos en los que existan.

     Pero estuvimos conociendo otro virus que se produce en pimiento,  y que no transmite por mosca blanca.

  2.- VIRUS DE LAS MANCHAS BRONCREADAS DEL TOMATE. SPOTTED.TSWV (Tomato Spotted Wilt Virus)

  Este virus se transmite por Trips  (Frankliniella occidentalis), el cual
necesita temperatura más benignas para su actividad que la mosca blanca, luego este virus tiene su mayor virulencia a temperaturas más suaves que los virus de la cuchara, el de las venas amarillas y el del amarilleo.

La traducción del inglés de Spotted es manchado o moteado, luego ya tenemos pistas de los síntomas de esta virosis.

     En el Spotted, empiezan a aparecer unas manchas con unos puntos
amarillos, en las hojas del ápice de crecimiento, que incluso se rodean de otro halo concéntrico.

    Estos puntos se van extendiendo y llegan a producir manchas amarillas por toda la hoja. Los nervios también empiezan a amarillear.

   La hoja se abarquilla hacia abajo, se deforma, porque la hoja sigue creciendo pero los nervios de esta, no. El síntoma del virus suele comenzar por las hojas superiores.
  
Aparecen también decoloraciones en las hojas, con zonas más oscuras junto con hojas más claras.

  El Trips pica en las hojas de arriba, y a través de la savia de la planta se transmite hacia abajo. 

El Spotted en pimiento,  produce en las plantas atacadas  enanismo, recurvado de las hojas hacia abajo, manchas anulares clorótico-necróticas en las hojas maduras, así como bronceado y necrosis en las jóvenes.

En los frutos de pimiento,  aparecen manchas de color amarillento o verduzco, aisladas o confluentes de forma circular, que tienen un diámetro de unos dos centímetros. Con frecuencia los frutos presentan dimensiones reducidas y vistosas deformaciones.
 
Este virus deprecia totalmente a la producción, ya que produce decoloraciones y deformaciones en los frutos de pimiento, que hacen que el fruto no se pueda comercializar. Hay células que maduran y otra que no.

Este virus, de todos los que hemos hablado en los dos artículos es de los más antiguos.
  
Este virus afecta también a tomate,  y las primeras manifestaciones sintomatológicas de la virosis,  son manchas anulares o redondeadas de 3 a 4 milímetros de diámetro, primeramente cloróticas y después de color pardo que aparecen en las hojas apicales.

  Cuando avanza esta virosis,  las plantas infectadas presentan una marcada reducción de crecimiento,  y recurvado del eje principal de las hojas,  hacia abajo. En las hojas basales aparecen lesiones necróticas,  que pueden afectar a todo el limbo.

  En el tronco aparecen unas llagas marrones y el color que toman las hojas es bronceado tirando a violáceo y la cabeza se inclina un poco y
empieza a perderse. También tiene una caída de flores.

Los frutos de tomate presentan machas de color amarillento a parduzco, de forma redondeada o anular. Normalmente,  estos frutos son de tamaño inferior a lo normal y pueden presentar deformaciones.

  Los Trips además de provocar heridas en las plantas con los pinchazos que producen al alimentarse, dañan también a la planta en la puesta de huevos, ya que estos se colocan por parte del insecto bajo la epidermis del vegetal.

  3.- VIRUS DEL RIZADO DEL TOMATE. NUEVA DELHI. ToLCNDV. (Tomato Leaf Curl New Delhi Virus)
Pero por desgracia en el 2013 apareció un nuevo virus en la zona del
sureste español.

El virus de Nueva Delhi, que afecta a solanáceas y cucurbitáceas ha aparecido en las dos últimas campañas en Almería y Murcia.
Este fitopatógeno, afecta a calabacín, tomate, pimiento y pepino. Cultivos hortícolas de gran valor añadido en el sureste español y que suponen una parte muy importante de la facturación y exportación agrícola de esta zona.
Los síntomas de este virus es un mosaico en hoja, una suave
decoloración internervial con abarquillamiento hacia abajo de la hoja.
Cuando la infección es temprana, sus síntomas aparecen en forma de un intenso rizado y acucharado de las hojas jóvenes, parecido, y que podemos por tanto llegar a confundir, con los que provocan los pulgones.
Cuando la infección se produce en plena producción, las hojas
jóvenes pueden mostrar un amarilleo muy intenso y la planta detiene su crecimiento. En el caso de las plántulas se rizan completamente y no crecen. En este último caso, es prácticamente imposible que la planta pueda llegar a dar frutos.
  Esta virosis, como otras, no tiene tratamiento, por lo que una detección y diagnóstico certero y temprano es fundamental para una rápida erradicación, y sobre todo tomar las medidas específicas para la eliminación de su único vector de transmisión conocido hasta el momento, la mosca blanca (Bemisia tabaci ). Una vez que el insecto ha adquirido el virus lo puede transmitir durante su ciclo adulto.
  La primera detección de Nueva Delhi en España se ha hecho sobre
plantas de calabacín en cultivos de Campo de Cartagena (Murcia) y de Almería. Los síntomas que hemos identificado en calabacín en campo hasta ahora incluyen.
En plantas en producción, cuando suponemos que la infección ha sido tardía, las hojas jóvenes se rizan y se acucharan, normalmente hacia el envés aunque a veces también hacia el haz, y pueden mostrar un amarilleo muy intenso que “sube” hasta las hojas más jóvenes (contrastando con otros virus que causan amarilleo pero que “suben” menos), la planta detiene su crecimiento, y sobre los frutos se puede observar una rizadura suave en la piel del fruto joven que puede acusarse en los más desarrollados .
Se transmite de forma persistente y circulativa por mosca blanca
(Bemisia tabaci). Esto implica que las moscas pueden permanecer virulíferas desde poco tiempo después de adquirir el virus hasta que mueren. Por otra parte, se ha determinado que algunos virus de la misma familia pueden transmitirse de generación en generación de mosca, aunque este aspecto se desconoce para este virus. No se ha determinado que se transmita por contacto ni por la semilla.
Los medios de control de la enfermedad son, desafortunadamente, muy limitados. El control de la mosca blanca, la eliminación de las plantas afectadas, evitar el solapamiento de cultivos susceptibles, y la mejora de los cerramientos de los invernaderos (en su caso), son las únicas medidas de control disponibles.
La introducción de este virus en España ha sido una muy mala noticia. Desde un punto de vista epidemiológico es de esperar que se comporte como se comportó nuestro conocido virus de la cuchara, con la salvedad de que la gama de huéspedes descrita para este virus es más amplia.  El que potencialmente afecte a cultivos muy diversos puede hacer que exista en el campo una fuente continua de inóculo, con lo cual la dispersión de la enfermedad sólo estará limitada por la presencia o no de mosca blanca. Ojalá la cepa introducida en España sea específica de cucurbitáceas y no se expanda a otros cultivos.
Cuando un virus está instalado en una explotación la única solución es arrancarla, con las pérdidas económicas que esto conlleva.
4.- VIRUS DEL MOSAICO DEL PEPINO DULCE. PepMV. (Pepino mosaic virus).
En España, PepMV se describió por primera vez en el año 2000. La
mayor incidencia de la enfermedad causada por PepMV se da en las provincias de Murcia, Almería y en el archipiélago canario.
Los síntomas que causa PepMV en tomate comprenden filimorfismos, mosaicos verdes suaves, mosaicos amarillos suaves y brillantes, abullonados pronunciados y otras distorsiones de hojas, estriaduras verdes en los tallos, crecimiento reducido de las plantas y más recientemente se ha descrito la aparición de necrosis en tallos y frutos.
Sin embargo, el mayor impacto de PepMV es en la calidad de los frutos. Los síntomas en frutos pueden aparecer con o sin síntomas en el resto de la planta, y parecen depender de la variedad de tomate, condiciones de luz y temperatura en el interior del invernadero, así como del aislado de PepMV.
Los frutos maduros pueden presentar mosaicos o maduración irregular, manifestando un jaspeado en diferentes tonalidades que resulta de una distribución irregular de pigmentos, lo cual hace que pierdan todo o gran parte de su valor comercial.
Esta sintomatología del fruto puede desaparecer si las condiciones ambientales cambian, sobre todo teniendo días soleados y cálidos, de forma que parece que la infección se ha erradicado.
5.- VIRUS DEL CRIBADO DEL MELÓN. .MNSV. (Melón Necrótica Spot Virus).
Está presente en distintas regiones distribuidas a lo largo de todo el mundo. En España se ha identificado y citado en Andalucía y Aragón. En
Almería se identificó en 1984.
En las hojas se producen lesiones cloróticas que acaban como manchas necróticas que se desecan. Causa estrías en los peciolos, tallos y pedúnculos de frutos.
En determinadas condiciones puede aparecer una necrosis de los nervios de las hojas, como enrejado, que posteriormente puede avanzar a marchitamiento y secado de las mismas.
En el tallo aparecen, sobretodo en el cuello, estrías necróticas marrones que pueden provocar la muerte de la planta por desecación.
Los frutos no suelen presentar síntomas, aunque la corteza puede aparecer rugosa con manchas con aspecto de corcho y moteado interno.
Las raíces suelen tener coloración más oscura debido a la presencia de Olpidium radicale y están poco desarrolladas.
En ocasiones las plantas mueren sin mostrar ninguno de los síntomas, lo que se denomina "muerte súbita".
7.- VIRUS DEL MOSAICO DEL TOMATE. ToMV. (Tomato mosaic virus).
Está distribuído por todo el mundo y causa daños en cultivos de
tomate, tanto protegidos, como al aire libre. También afecta a otras especies cultivadas de la familia Solanaceae (pimiento, tabaco, berenjena, pepino dulce).
En tomate, el síntoma más característico consiste en alteraciones de la forma y color de los foliolos, alternándose áreas cloróticas con otras de color verde normal y verde oscuro (mosaicos), los foliolos se deforman apareciendo rizados, abarquillados o con aspecto  liforme.
En infecciones precoces se reduce el crecimiento de la planta, el tamaño y el número de frutos con la consiguiente repercusión negativa en el rendimiento, también puede observarse la caída de flores.
Frecuentemente los frutos reducen su tamaño y muestran manchas decoloradas amarillas, irregulares o en forma de anillo, otras veces se presentan alteraciones necróticas externas e internas. Cuanto más precoz es la infección, mayor es la repercusión en la producción.
La intensidad de los síntomas puede variar dependiendo de diversos factores, entre ellos: la cepa del virus, el cultivar de tomate, la intensidad de la luz, la temperatura, la edad de la planta en el momento de la infección, el contenido de nitrógeno en el suelo, etc.
La forma de transmisión de este virus, es esencialmente por contacto. El contacto de una planta enferma con una planta sana, provocado por el viento o a través de las manos de los operarios, de su ropa o de
herramientas de trabajo contaminadas, es suficiente para transmitirlo.
Además el virus es transmitido por la semilla del tomate, estando localizado en las envueltas de la semilla y, en menor proporción, en el endospermo, pero no en el embrión. El virus puede conservarse en el endospermo hasta 9 años.
El origen del virus lo constituyen las plántulas procedentes de semillas contaminadas, el suelo contaminado con raíces y restos de plantas enfermas y los restos vegetales de plantas enfermas. No se conocen vectores naturales del virus.
8.-VIRUS Y DE LA PATATA.  PVY. (Potato Virus Y).
 Virus muy cosmopolita, pertenece al género de los Potyvirus, y ataca principalmente y casi en exclusivo a cultivos de solanáceas. En Extremadura afecta principalmente a patata, tomate, pimiento y tabaco.
Puede trasmitirse mecánicamente por contacto a través de la
maquinaria, herramientas y roces. Pero la trasmisión más importante es por pulgones, de manera no persistente (el virus es adquirido por el pulgón inmediatamente al alimentarse de una planta enferma y enseguida lo trasmite a una planta sana; pero pierde en pocas horas la capacidad de transmisión).
El pulgón Myzus persicae es uno de sus principales y más eficientes vectores.
En el cultivo de la patata el virus se perpetúa por tubérculos infectados.
Tiene varias cepas que se distinguen por los síntomas inducidos sobre plantas indicadoras y por la trasmisibilidad por áfidos.
 Los síntomas son muy variados dependiendo de la especie vegetal infectada, de la cepa del virus, del estado fenológico de la planta y de las condiciones ambientales.
En patata causa clorosis, moteados, necrosis, enanismo, hojas rugosas y anillos necróticos en frutos.
En tomate amarilleos y manchas necróticas internerviales en foliolos. Frutos con alteraciones en la coloración.
En pimiento mosaico con bandeado y necrosis de nervios, detención del crecimiento, deformación y caída de hojas y decoloración de frutos.
En tomate y pimiento hay pérdidas de cosecha sobre todo cuando hay infecciones mixtas con otros virus.
Se estima que las virosis, han llegado a producir pérdidas en el sureste español, de más de cien mil millones de euros,  en cultivos protegidos.

jueves, 27 de agosto de 2015

VIRUS EN CULTIVOS HORTÍCOLAS INTENSIVOS-PRIMERA PARTE


       
Las pérdidas que producen los virus en la agricultura,  son cuantiosas. En un lugar donde la agricultura es tan importante como el sureste español, se estima que las virosis  han llegado a producir pérdidas de muchos cientos  de  millones de euros,  en cultivos protegidos.

  Es por ello, que vamos a dedicar un par de artículos a las diversas virosis, que se producen en cultivos hortícolas intensivos.

  1.- VIRUS. CONCEPTO, TRANSMISIÓN Y TIPOS.

        Pero....¿Qué son los virus?.

      En primer lugar, debemos decir que es algo que no está considerado
como un ser vivo, pero que hace mucho daño en nuestro cultivo como veremos a continuación.

Son nucleoproteínas de tamaño  miles de veces inferior a un milímetro, capaces de invadir células vivas y multiplicarse dentro de ellas, causando diversas enfermedades que se conocen como virosis. Los animales, los vegetales, los hongos, etc., padecen los ataques de los virus. En los seres humanos causan multitud de males, desde un simple catarro hasta el sida. Se conocen más de 2.000 virus diferentes, de los cuales un 25 por ciento afectan a los vegetales; son los que se conocen como fitovirus.
      
Es decir es una cadena de ADN que codifica una información. Cuando se introduce en un organismo, esa información pasa a ser, en este caso, el patrón de desarrollo de las células de la planta. Luego del patrón de la planta que tenía la planta anteriormente, a este nuevo patrón pasan cosas como el que el desarrollo de la planta es totalmente anómalo, y no se parece en nada al desarrollo normal de la planta.

    Un virus es algo tremendamente pequeño; estamos hablando de divisiones de micras.

     Los virus afectan a varias especies de plantas diferentes, sobre todo por familias: Solanáceas, Cucurbitáceas, etc.

      Es decir, la mayoría de los fitovirus no suelen ser específicos. Cada
Estructura de un virus
con una cadena de ADN
 y una proteína envolvente
uno de ellos puede atacar a distintas especies vegetales, y cada una de éstas puede sufrir el ataque de varios virus diferentes.
 
       Todos los virus que infectan a las plantas,  constan por lo menos de un ácido nucleico (ADN) y puede o no tener una proteína que envuelve a este. El ADN se introduce en la célula y codifica su multiplicación y su transformación a una célula totalmente distinta, y así progresivamente, hasta que invade todas las células de la planta.

Las formas de los virus son muy variables así vemos en la parte
izquierda,  un virus alargado en forma de filamento sinuoso, posteriormente un virus en forma de varilla rígida, luego en la parte derecha superior un virus con cadena de ARN, en la parte media un virus baciliforme y en la parte inferior un virus poliédrico.

Los hay incluso que tienen una cadena de proteínas que le ayuda a fijarse a las células, para introducir el ADN dentro de la célula. Es un virus con una cabeza y una especie de patas, que son estas proteínas.

    Los virus se pueden transmitir de una planta a otra por propagación vegetativa, es decir, injertos, esquejes, etc., por transmisión mecánica provocadas por herramientas agrícolas como tijeras de podar, por semillas, por polen, pero sobre todo por insectos.

    Los insectos,  son sin duda los vectores de fitovirus más eficaces. Los
Los insectos vectores más importantes
 son los chupadores
insectos vectores más importantes son los chupadores.

    Los virus transmitidos por insectos se clasifican en persistentes y no persistentes. Los virus no persistentes se transmiten en las piezas bucales de los insectos (estiletes en el caso de los chupadores), donde pueden permanecer viables desde pocos minutos,  hasta varias horas.

     Los virus persistentes, en cambio, pasan al interior del insecto y de ahí a la saliva, para ser inoculados a otros hospedantes. A veces, algunos virus pueden multiplicarse dentro del vector. Los virus no pasan de una muda a otra, ni de la madre al huevo.

     Los ciclos de cultivo influyen en que haya más o menos virosis. Así las plantaciones tempranas son más susceptibles de virosis, que las tardías.
          
   En general, los virus provocan un descenso en la fotosíntesis, disminuyen la cantidad de hormonas de crecimiento, descienden el nivel de nutrientes en la planta y aumentan la respiración.

     Los virus se transmiten principalmente por:

Ø              Contacto. Por las manos del operario, como por herramientas
(tijeras de podar, una azada que rompe una raíz, por agua, por tierra que se pegue en las botas de trabajo, etc.). Hay que asegurarse muy bien de que el virus que hay en la explotación se transmite por contacto, ya que puede crear una especie de “psicosis” al agricultor ya que piensa que se puede transmitir por herramientas, zapatos, ropa, cajas donde se recogen los frutos, etc. En estos casos se aconseja esterilización de todos los equipos, y tener una ropa para el invernadero y otra para la calle. Este tipo de vía lo tienen muy en cuenta los semilleros y Centros de Investigación de Semillas donde se utilizan batas, y alfombrillas de desinfección para la suela del calzado.

Ø           Semillas. Polémica servida. Ni que decir tiene que en el campo se
“algunos” dicen que los virus se transmiten por semillas. ¡NO!. Conozco bastante bien las Casas de Semillas, y simplemente voy a dar un dato: en estos dos artículos se pueden contar con una mano los virus que actualmente atacan a los cultivos, pero nos faltan dedos de la otra mano para contar los virus que ya no atacan a los cultivos, debido a las “resistencias” adquiridas por las Casas de Semillas, sobre todo en los años 80.

Ø            Vectores. Es cualquier medio a través del cual se transmite el virus.
Son sobre todo insectos y sobre todo los chupadores. El virus no le afecta al insecto y permanece en el aparato bucal mezclándose con la saliva. Hay que tener en cuenta que hay hongos que también transmiten virus.

      Hay algunos virus que se transmiten por descendencia en los insectos.

     Un virus lo que hace sobre todo, es enanizar la parte aérea de la planta y los nuevos tallos de ápice de crecimiento, que empiezan a mostrar el virus. También se produce una mayor transpiración de la planta y la planta crece de forma desordenada.

      La mayoría de los frutos empiezan a reventar o muestran unos colores anómalos. En el fruto hay células que maduran y otras que no.
 
  2.- VIRUS DE LA CUCHARA O DEL RIZADO AMARILLO DEL TOMATE TYLCV (Tomato Yellow Leaf Curl Virus).

Comenzamos con el típico virus de la cuchara, donde la hoja nueva del ápice de crecimiento de la planta, toma un aspecto de abarquillamiento hacia arriba bastante fuerte, en forma de
cuchara, de ahí el nombre del virus.

Además en los foliolos de estas hojas, se ve un amarilleamiento del borde de dichos foliolos. La planta se queda con un tamaño más pequeño, los entrenudos se hacen más cortos y cuando la planta está más afectada, detiene incluso el crecimiento totalmente.

La producción se ve afectada sobre todo en cantidad, ya que el virus no llega a afectar al fruto. Por ejemplo un tomate con tres o cuatro ramos, en el momento que adquiere el virus para su crecimiento y se aprovecharían solo los dos primeros ramos.

Para detectar el inicio de infectación del virus, hay que fijarse en los foliolos de los tallos nuevos, ya que empiezan a amarillear. Las hojas viejas se empiezan a poner un poco más coriáceas o endurecidas.

      El virus de la cuchara apareció por primera vez en Italia en 1988.


     Este virus se transmite con buena eficiencia por poblaciones de mosca blanca del tipo Bemisia tabaci, la cual se sitúa en la parte derecha de su imagen. En la parte izquierda, tenemos otra mosca blanca también frecuente en los invernaderos, Trialeurodes vaporariorum, pero no parece que sea vector del virus de la cuchara.

    Tanto las larvas como los adultos de Bemisia,  son capaces de adquirir el virus de las plantas infectadas durante la fase de alimentación,  que de cualquier modo,  no debe tener una duración inferior a 15 o 30 minutos.

   Después de la adquisición del virus por parte del insecto,  sigue un período de latencia de 17 a 21 horas durante el cual el insecto no está en condiciones de transmitir el virus, ya que está invadiendo su sistema circulatorio. Posteriormente,  el vector está en condiciones de transmitir el virus durante unos 30 días, es decir, durante toda la vida del adulto.

   El virus de la cuchara no puede ser transmitido mecánicamente, ni siquiera por la semilla, al menos en tomate.
     
Las plantas infectadas por virus de la cuchara se muestran con una talla notablemente reducida, con las yemas apicales y axilares duras. Las hojas se presentan enrolladas, pequeñas y coriáceas, con el limbo más o menos amarillento.

    Las hojas que se desarrollan en la primera fase de la infección aparecen enrolladas hacia la parte inferior de sus nerviaciones medianas, mientras que las que se desarrollan más tarde presentan los bordes vistosamente amarillentos y vueltos hacia arriba, teniendo la planta un aspecto general de raquítica y de mata arbustiva.

      El virus de la cuchara es el virus principal que afecta a tomate, pero existen otros  virus que afectan a Cucurbitáceas.

  3.- VIRUS DE LAS VENAS AMARILLAS  CVYV (Cucumber vein yellowing virus)

En el virus de las venas amarillas, que produce un reticulado en las hojas de crecimiento, como una redecilla de color más claro,  que el verde
intenso de la hoja, en tonos amarillos.

El síntoma aparece en la segunda o tercera hoja, desde abajo, del ápice de crecimiento de la planta. Es decir, son hojas jóvenes terminando su desarrollo.

Apareció sobre el año 2.000 en los campos del sureste español, por lo que estamos hablando de un virus relativamente nuevo.

En las hojas se observa un amarilleamiento de las nerviaciones o de las venas, que le da nombre al virus. Dependiendo del momento de la infección,  estos síntomas pueden presentarse de forma general por toda la planta, así como un menor desarrollo de la misma.

Este virus ha producido mucho daño en sandía y melón, y en pepino en variedades que no son tolerantes, la planta llega a parar el crecimiento y por tanto la producción de fruto decae totalmente.

Empieza a atacar por las hojas del ápice de crecimiento, es decir por
la parte de arriba de la planta.

       El virus de las venas amarillas del pepino afecta a todas las especies de la familia de las cucurbitáceas,  como pepino, melón, calabacín y sandía. Está extendido además, por todo el mediterráneo oriental; Israel, Valle del Jordán y Turquía.
 
En frutos de pepino se produce un mosaico verde claro o verde oscuro. En cambio en pepino corto si se puede comercializar.

Este virus se transmite también por Bemisia y se ha señalado una baja efectividad por parte del insecto, necesitando un número de 15 a 20 insectos por planta como mínimo,  para la transmisión de este virus. Artificialmente puede ser transmitido de forma mecánica, de forma poco eficiente,  pero posible.

   4.- VIRUS DEL AMARILLEO CABYV (Cucurbit aphid-borne yellows virus)


En cambio el virus del amarilleo es un virus con el que conviven los agricultores desde hace muchos años. Baja un poco la producción, pero
eso es algo con lo que se cuenta. Empieza a atacar por las hojas basales, al contrario que el virus de las venas amarillas, que empiezan a amarillear, y si están muy afectadas llegan incluso a secarse.

     Este virus, si es mucho más antiguo que el anterior.

      En las hojas presentan mosaicos amarillos en las zonas internerviales, con los nervios de color verde normal. No se observan síntomas en los frutos, sólo reducción del rendimiento.

     Aparece sobre todo por stress de la planta por excesiva carga de frutos.

           Es muy difícil matar a un virus, entre cosas porque no está vivo. La mejor manera de evitar virosis consiste en la aplicación estricta de cuarentenas, para que la enfermedad no se introduzca en una región, y el empleo de material vegetal certificado libre de virus.

    La eliminación de las plantas afectadas por virus y el control de los vectores,  ayuda también a evitar males mayores.